Consejos para jugar al bingo

La mayoría de los aficionados al bingo saben, de sobra, que este es un juego de azar y, por consiguiente, no existe ningún truco, o estrategia a seguir, para ganar con más facilidad. Aún así, que el bingo sea un juego de azar no quiere decir que no podamos poner en práctica algún consejo o truco básico para que las probabilidades que tenemos de llevarnos un bote al jugar al bingo aumenten. A continuación, nos disponemos a enumerar una serie de consejos, que consideramos bastante útiles, para ponerlos en práctica cuando nos dispongamos a jugar al bingo, sobre todo en salas presenciales o en cualquier otro lugar.

No compres muchos cartones

No compres o te hagas con un número elevado de cartones de bingo porque al final no podrás controlar todos los números que van saliendo. La mayoría de los aficionados a este juego eligen uno o dos como regla general para evitar que una partida de bingo se convierta en un juego complicado y estresante.

Echa un vistazo al número de jugadores en la sala 

Una buena táctica es entrar en una sala donde no haya mucha gente. Esto es, más que nada, sentido común ya que a menor número de cartones vendidos, mayor probabilidad tendremos de poder cantar línea o bingo. Este consejo es aplicable tanto en el bingo tradicional como en el bingo online.

Consigue los cartones adecuados

Elige un cartón que tenga, más o menos, la misma cantidad de números pares e impares. Un cartón de bingo que tenga un balance equilibrado de números puede hacer que tengamos más posibilidades de conseguir nuestro objetivo.

Juega con moderación

Si ya has jugado unas cuantas partidas y no has conseguido cantar bingo, o línea, lo más recomendable es que te retires y vuelvas a jugar en otra ocasión. Es posible que no sea tu día y la mejor victoria es una retirada a tiempo. Recordamos, nuevamente, que el bingo es un juego de azar por lo que no existe ningún método infalible que nos ayude a ganar.

Por más teorías matemáticas que nos quieran vender, aunque alguna de ellas pueda representar una probabilidad mínima, lo cierto es que el bingo no se presta a ninguna estrategia de juego. Jugar al bingo y ganar es más una cosa del azar.