Bingo de acción de gracias

Publicado por

Hoy, queridos bingueros, es el famoso -y semidesconocido- día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Por más que es algo de lo que estamos acostumbrados a oír hablar gracias a que la televisión y el cine nos acercan a su cultura casi más que a ninguna otra (recordemos que casi todas las series míticas de hace años o actuales tenían su especial Thanksgiving como tenían su especial Halloween, y mirad cómo ha cambiado nuestro tradicional día de difuntos), no deja de ser una festividad un tanto misteriosa. Se trata de un mix de celebración del fin de la cosecha, exportada por los colonos europeos al Nuevo Mundo y que se fue adaptando a las tradiciones, culturas y gastronomías varias que conviven en América.

Investigando por el puro placer de contaros cosas curiosas, hemos encontrado el auténtico y muy necesario… “Bingo de Acción de Gracias“. Se trata de un juego muy divertido y muy de “hazlo tú mismo” que os vamos a explicar ya que le vemos un potencial de adaptación sin límites para nuestras entrañables y tradicionales fiestas navideñas que están ahí a la vuelta de la esquina. Hazte un listado con las cosas, situaciones, frases, sentimientos, objetos y cualquier concepto que se repita inmutablemente año tras año en tus fiestas familiares alrededor de un festín. Con esa lista confecciona distintos cartones que contengan parte de las cosas que se te han ocurrido. Tranquil@ que puedes llegar a los noventa puntos sin mayores problemas.

En este bingo no hace falta tener bombo ni bolas, basta con los cartones, juntar a la familia en torno a una mesa repleta de comida y esperar a que situaciones, frases y sentimientos afloren por sí mismos. Conforme surjan, táchalos en tu cartón esperando hacer bingo y ser el ganador del concurso de frases y situaciones comunes de tu familia.

Como lo hemos encontrado en inglés -lógico, es una fiesta 100% norteamericana (que incluye a Canadá y Puerto Rico, ojo)- os traduciremos el contenido de las casillas de los cartones:

bingo-accion-gracias

De izquierda a derecha y de arriba a abajo encontramos:

  • Vegetariano: Quién no se ha visto en la bonita situación de cocinar durante horas un cochinillo/cordero/besugo/redondo de ternera para impresionar al recién llegado a la familia para descubrir con consternación que se pone blanco al ver salir el cuchillo de trinchar. Si ocurre esto en tu celebración familiar, puedes ir tachando.
  • Tarta de nueces vs. Tarta de calabaza: tradúcelo al spanish para adaptarlo: mazapan vs. turrón o brut vs. semiseco. La batalla está servida.
  • Alguien empieza a cantar (los niños con el villancico que les han hecho aprender en el cole son un clásico).
  • Alguien se atraganta con un hueso (o con las uvas de fin de año).
  • Alguien revela un secreto familiar (¿quién será el protagonista?).
  • La abuela bebe demasiado: Esto amigos, junto con el turrón, es más típico que montar el Belén.
  • El abuelo no se aclara con su smartphone (y además quiere enviar un gif navideño a todos sus amigos).
  • Alguien llora. Sí, es típico también, a veces por añoranza por los que no están, a veces porque se bebe un poco de más o se discute con un ser querido. Los niños no cuentan.
  • Alguien entra en “Coma de atracón” y seguramente se quedará dormido en la silla.
  • ¿De qué estamos agradecidos? Viene a ser equivalente a buscar un motivo para brindar y desear felices fiestas a los demás.
  • Pantalones desabrochados (por ahogo de atracón).
  • Algún niño derrama algo en la mesa.
  • Espacio libre (aquí por ejemplo puedes poner algo muy fácil como pedir agua o preguntar por un protector estomacal).
  • Alguien no quiere comer carbohidratos. Sí, incluso en momentos donde se pierde el sentido común en lo que a comer se refiere siempre hay alguien preocupado por su figura.
  • Quemas algo (y es que decorar con velitas la mesa está muy bien, pero mezclarlo con niños, miles de platos ?servidos y un poco de cava no es buena idea).
  • Selfie en la mesa (y añadimos: foto a la fuente de marisco).
  • Pasas del puré de patatas: Igual el puré de patatas no forma parte de tus menús en familia, pero seguro que hay algún otro plato completamente prescindible que sin embargo año tras años sigue apareciendo para languidecer días después en el frigorífico.
  • Tu madre enseña vuestras fotos de cuando eráis niños. Especialmente si apareces con tu nueva pareja, esto es así.
  • Aparece un invitado inesperado. Y es que todos tenemos familiares informales que aparecen con su colega que vive en el extranjero y al que todos hacéis sitio sin problema.
  • Se habla de política y se sube el tono de voz: ¡Gran error! Te sugerimos evitar el tema y desviarlo a un fenómeno sociológico que está salvando las reuniones familiares por todo el mundo: ¿Tú que serie estás viendo?
  • Alguien tira un plato. Normal, hay millones de platos encima de la mesa.
  • Alguien está a dieta. No te burles, seguramente un tío o tía tiene colesterol y el pobre o la pobre se han traído una fiambrera con verduritas.
  • Llamada a emergencias (por borrachera de la abuela, incendio en la mesa, conversación sobre política o atragantamiento).
  • “¿Estás viendo a alguien” es la versión USA del “¿y tú novi@/boda/niños para cuándo?”.
  • Alguien se va profundamente enfadado. Lo normal es que el conciliador de la familia hagas horas extra en las fiestas en familia. Si te ha tocado a ti, te deseamos mucha suerte.

Ya nos contaréis quién canta bingo, amigos. ¿Verdad que tiene muchas aplicaciones?


Deja tu comentario

Si pulsas el botón ENVIAR, estás aceptando la política de privacidad, así como la inclusión de tus datos en un fichero de mejorbingoonline.com. Puedes ejercitar tus derechos de información, acceso, rectificación y supresión, de limitación al tratamiento, de portabilidad y de oposición de los datos personales facilitados, remitiendo un correo electrónico a la dirección mejorbingoonline[arroba]gmail.com.