Bingos en la pequeña y gran pantalla: Hotel Transylvania

Publicado por

Retomamos hoy nuestra saga sobre partidas de bingo en el cine o en series de televisión y vamos a hablaros de una gran película de animación estrenada en 2012, Hotel Transylvania. Se trata de una película en animación 3D protagonizada por simpáticos monstruos y dirigida a los más pequeños, aunque en realidad todos llevamos un niño dentro y somos capaces de disfrutar una buena peli de dibujos animados.

El argumento en este caso es muy divertido: el Conde Drácula, el vampiro primigenio, decide abrir un hotel solo para monstruos, harto de las molestias que les causan los humanos normales y corrientes. El hotel, por supuesto, recibe el nombre de “Hotel Transylvania” y su clientela es de lo más particular.

Por allí desfilan caras conocidas de los mitos del terror de todos los tiempos: el monstruo de Frankestein, por ejemplo. Momias egipcias milenarias, licántropos  y otro seres mitológicos o de la ciencia ficción.

El Conde Drácula está bastante escarmentado de su mala relación con los humanos por lo que decide aislar a su hija de todo contacto con ellos (cosa lógica, teniendo en cuenta que es una jovencita de más de cien años y una vampira por añadidura). Sí, en esta película los malos somos nosotros los humanos y los monstruos y fantasmas son nuestras víctimas.

La película recibió críticas dispares, porque aunque técnica y estéticamente es muy buena, el guión podría haber sido un poco más elaborado para lograr que los mayores que la vieran se sintieran más atraídos por la historia, pero aún así, lo cierto es que no está nada mal. Continuamos con la sinopsis: Por supuesto en algún momento un humano tenía que colarse en la rutina del hotel (un poco aburrida, en realidad), y con tan mala suerte para Drácula que resulta ser un humano simpático que cae muy bien a su hija.

Así que por amor a su retoña centenaria, lo hace pasar por monstruo y lo contrata como animador de hotel, un puesto que decididamente tenía por cubrir ya que los monstruos estaban bastante aburridos y más que un hotel de vacaciones parecía un suplicio.

La escena de bingo es muy divertida porque todo en ella es monstruoso (y adorable), ya que hasta las bolas con los números del bingo son pequeñas calaveras.

En la partida, una señora muy Frankestein consigue cantar un bingo tachando todos los números del cartón, pero una especie de murciélaga muy maquillada sentada a su lado se come el cartón en un pispás, dejándola sin premio.

Las fiestas a partir de la estancia del humano son muy animadas y en general todo el mundo está muy contento. Pero el cocinero del hotel (un jorobado llamado Quasimodo), se da cuenta de la naturaleza del nuevo empleado y nada menos que planea cocinarlo y comerlo. A Drácula le toca salvar a uno de sus odiados humanos y le coge aprecio al chico, aunque se enfada un montón al ver que su hija empieza a sentirse atraída por él, y que la atracción es mutua.

Como todo padre que odia ver a su hija crecer, se enfada muchísimo cuando los dos “jóvenes” se besan (recordemos que ella es centenaria pero eterna), lo que provoca que el chico tenga que marcharse, dejando a la hija de Drácula con el corazón roto y muy enfadada con su padre.

Pero como Drácula en el fondo es buena gente y quiere a su hija, además de que ha sido un ferviente esposo de su adorada esposa -ya fallecida-, empatiza con el amor de los jóvenes y parte con sus amigos monstruos a buscar al joven humano. Éste ya está subido a un avión para poner tierra por medio y a Drácula le toca utilizar todos sus poderes vampiros para hablar con él y convencerlo de que vuelva para satisfacer a su hija y enmendar la injusticia cometida.

Drácula está tan resentido porque los humanos fueron los responsables del fallecimiento de su amada esposa, pero al ver el amor puro entre su hija y el humano decide darles otra oportunidad. Como en toda bonita historia de amor, éste triunfa y la peli termina con boda entre vampira y humano, y con los monstruos muy contentos y celebrándolo por todo lo alto.

La banda sonora de la película tampoco está nada mal y la canción final estamos seguros de que será de vuestro agrado.

En la versión original en inglés muchos famosos como Selena Gómez o Adam Sandler prestaron sus voces para doblar a los distintos personajes, lo cual sin duda atrajo a mucho público. En cualquier caso nos ha encantado poder encontrar una película distinta a las que os veníamos proponiendo por ser de animación y por el hecho de que todo tenía su toque entrañablemente monstruoso, incluida una partida de bingo llena de calaveritas que cantaban sus propios números que definitivamente nos ha robado el corazón.



Deja tu comentario

Si pulsas el botón ENVIAR, estás aceptando la política de privacidad, así como la inclusión de tus datos en un fichero de mejorbingoonline.com. Puedes ejercitar tus derechos de información, acceso, rectificación y supresión, de limitación al tratamiento, de portabilidad y de oposición de los datos personales facilitados, remitiendo un correo electrónico a la dirección mejorbingoonline[arroba]gmail.com.