El bingo auditivo de Aitana: una herramienta muy útil

Publicado por

Ya sabéis que nos gusta hablaros de todas las variedades de bingo que se pueden encontrar. En especial si sirven algún propósito didáctico. Y hoy estamos muy contentos porque hemos encontrado uno muy especial.

Se trata de un bingo auditivo, diseñado para que las personas sordas o con problemas de audición practiquen el reconocimiento de los distintos fonemas o sonidos (la llamada discriminación auditiva).

Lo hemos encontrado en la web de Loles Sancho, un lugar donde podéis reunir un montón de información interesante acerca de cómo se desenvuelve una persona con hipoacusia (sordera). La protagonista de estos avances y logros es su hija Aitana, una niña encantadora que en esta ocasión se transforma en una improvisada binguera.

No se trata de nada complicado ni requiere de grandes infraestructuras: con un papel, un boli y una buena locución tenéis todo lo que necesitáis. En este caso el “bombo” y el locutor son una misma persona que se apunta los fonemas, sílabas o sonidos que desea practicar con el jugador, que en este caso será la persona que esté trabajando su discriminación auditiva.

Se prepara un “cartón” en el que se colocan las distintas sílabas a practicar: para facilitar el juego y la ubicación en la cuadrícula, se colocan las sílabas en cinco columnas correspondientes a las cinco vocales. De ese modo, la primera columna contendrá sílabas con la letra “a”, la segunda con la letra “e”, la tercera, con la “i”; la cuarta tendrá sílabas con la vocal “o” y la quinta y última con la “u”.

bingo auditivo

www.lolessancho.com

Una vez repartido el cartón y con el rotulador preparado para ir tachando, el locutor se prepara para pronunciar (de modo claro y con el volumen adecuado) las distintas sílabas. Pero debe hacerlo ocultando su boca, ya que con la lectura de labios el “jugador” se podría ayudar, y no estaría realizando todo el esfuerzo con el oído.

Si echáis un vistazo al vídeo, veréis que las sílabas incluyen letras que se pronuncian de modo muy parecido, lo que requiere un esfuerzo extra por parte del jugador. Por poner un ejemplo: al pronunciar “té” o “de”, nuestra lengua hace un movimiento bastante parecido. Para alguien con una audición óptima, captar el matiz es sencillo; pero si no es así la cosa puede complicarse (de ahí la utilidad de practicar con este bingo):

Gracias a estas partidas, se pueden detectar cuáles son los fonemas que generan más duda a la hora de emparejar con la grafía correspondiente. Lo cual posibilita poder ir superando los que ya se dominan e identificar aquellos que siguen representando dificultad, para poder incidir sobre ellos con trabajo extra.

Nos parece una idea muy interesante y que, con pequeñas variantes, podría servir para mejorar muchas habilidades como la ortografía de los más pequeños, por ejemplo. O podrían locutarse números y los participantes localizar la operación matemática que tuviera como resultado esa cifra. Por ejemplo: al cantarse el 7 se podría buscar en la casilla la suma 4+3, y el jugador debería emparejarlo. Y también al revés, el locutor podría “cantar” una suma o una resta y los participantes buscar en su cartón la cifra que diera como resultado.

Así podría utilizarse la estructura de bingo casero, por ejemplo, con su pequeño bombo y sus noventa números, y el locutor ocultar las bolas que van saliendo y sustituirlas por una operación matemática. Y sin más cambios, puede ser también una herramienta útil para que los que están empezando a contar reconozcan sencillamente los números del 1 al 90.

En su blog, la autora explica que la segunda parte o ronda del juego contiene solo los fonemas que presentan más dificultades, así se hace un esfuerzo extra en su discriminación. También explica que dada la utilidad de este entretenimiento -y puesto que habrá que ir poniéndolo cada vez más interesante- más adelante piensa incluir premios a la línea y al bingo (al gusto de una niña pequeña, como dulces o caramelos), cuando complete un cartón entero.

Como nos ha encantado ver a Aitana practicando su bingo auditivo, nosotros vamos a proponer que también haya bote acumulado o progresivo y que se lo lleve cuando logre cantar bingo en un número de intentos máximo: ¡que su esfuerzo bien merecerá un súper bote!


Deja tu comentario

Si pulsas el botón ENVIAR, estás aceptando la política de privacidad, así como la inclusión de tus datos en un fichero de mejorbingoonline.com. Puedes ejercitar tus derechos de información, acceso, rectificación y supresión, de limitación al tratamiento, de portabilidad y de oposición de los datos personales facilitados, remitiendo un correo electrónico a la dirección mejorbingoonline[arroba]gmail.com.