Bingos en la pequeña y gran pantalla: “Better call Saul”

Publicado por

Hoy queremos hablar de una obra maestra de la televisión que hemos encontrado en nuestra búsqueda de apariciones estelares del juego bingo en la pequeña y la gran pantalla. Hoy os hablaremos de la serie “Better call Saul” en el que el carismático personaje del abogado de “Breaking Bad” nos cuenta su propia historia en este spin off de tantísima calidad.

Spin off es el término televisivo que utilizamos para explicar que el origen de una serie de televisión está en otra serie de televisión (su significado en inglés es literalmente escindir). Y la historia de las series está llena de casos de éxito: recordemos “Frasier”, que antes de tener su propio show era un cliente más en el bar de “Cheers”, o a la castiza “Aída”, que formaba parte del reparto de “7 vidas”.

“Better call Saul” es una joya de humor, sensibilidad, guiones fantásticos y actuaciones de una increíble calidad que ha crecido a la sombra de su hermana mayor (“Breaking Bad“). Si la primera ganó el favor del público más exigente y de la crítica, la segunda consigue no solo eso, sino además acercarnos sentimentalmente a uno de los personajes más queridos de la televisión, el abogado Saul Goodman.

La serie narra la historia que llevó a James McGill, el verdadero nombre de nuestro Saul, a convertirse en el abogado -siempre al borde mismo de la ley- que ayudó a Walter White en su carrera como criminal, robando planos y escenas en todas las ocasiones. Nuestro James es un granuja de nacimiento con un enorme corazón (que nos va a robar en más de una ocasión), que trata de estar a la altura de la carrera de su hermano, un prestigioso abogado retirado temporalmente por una enfermedad un tanto curiosa.

James no recibe todas las ayudas que esperaba de su hermano, al fin y al cabo un elitista abogado de Albuquerque, y que le ofreció en su día un trabajo menor en su lujoso bufette a cambio de sacarlo de uno de los líos en los que se metía.

Sin el amparo de su hermano, James debe buscar sus propios clientes cuando decide emprender y establecerse como abogado por sí mismo. Aconsejado por su buena amiga Kim Wexler que también es abogada, decide ir a por un nicho de mercado que suele necesitar consejo legal por más que no sean un colectivo muy lucrativo: los ancianos.

Por supuesto a Jimmie le sobra tesón, voluntad, energía e imaginación, y consigue cautivar a un gran número de clientes, y para ello no duda en utilizar ingeniosos trucos de marketing ni en organizar divertidas timbas de bingo en las residencias dónde sus futuros clientes viven.

Existe más de una escena rodada en torno a una partida de bingo, pero la primera que queremos compartir con vosotros es ésta, en la que tratando de recurrir a alguno de los apodos del bingo, no se le ocurre ninguna mejor que la de “biopsia”.

Y es que hablamos del bingo de 75 números, en el que las columnas en que está organizada la cuadrícula de cada cartón se haya presidida por las cinco letras de la palabrabingo“. Tiene lógica ya que este tipo de bingo es mucho más popular en Estados Unidos que el de 90 números.

Para ayudar a buscar los números en las columnas se precede la cifra que ha salido del bombo de la letra que lo precede. Así, en la primera columna se ubicarán los números desde el B-1 al B-15. En la segunda estarán del I-16 al I-30, en la tercera del N-31 al N-45, en la cuarta del G-46 al G-60 y en la última del O-61 al O-75. Por eso trata el bueno de Jimmie de buscar algo que empiece por B, pero no encuentra nada más alegre que “biopsia” quizá motivado por la avanzada edad de los participantes.

Sin entrar en detalles que os puedan sabotear el placer de disfrutar esta serie sin conocer la trama, Jimmie tiene mucho qué hacer al encontrarse con un gran caso y ayudando a su amiga Kim a conseguir éxito profesional. Todo ello siempre luchando contra sus instintos de granuja y también lidiando con la enfermedad y la falta de apoyo de su hermano.

La serie está plagada de momento desternillantes, pero también de escenas en las que la dimensión humana del personaje llena la pantalla y nos hace sentir increíblemente próximos a este abogaducho (tan cutre como brillante) de Albuquerque. Como quiera que no puede dejar de ser cómico incluso cuando está protagonizando una situación realmente dramática, la serie nos regala otra escena del bingo en la que Jimmie, con el corazón roto y profundamente desanimado, no consigue evitar que su amargura se deje ver a través de su locución de los números del bingo.

Para muchos espectadores éste es el momento en el que Jimmie consigue romperles el corazón, al ver que todo su esfuerzo (que es mucho, siempre aderezado con un poco de picaresca) no da el resultado deseado. Jimmie trata por todos los medios de dejar atrás su época de timador de poca monta para estar a altura de lo que esperan de él las personas que ama. Y en esta partida en la que hace de deprimido locutor de bingo, consigue transmitirnos su frustación y amargura.

Ni que decir tiene que recomendamos vivamente ver esta serie si os gustó Breaking Bad, pero también si no os gustó tanto (que sobre gustos no hay nada escrito) o incluso si no la habéis visto, aunque sin duda disfrutaréis mucho más de la trama si sabéis en qué magnífico embrollo están a punto de meterse los personajes. El resto de personajes que gira en torno a las andanzas de Jimmie no os va a defraudar, en especial el de Mike Ehrmantraut, un enigmático personaje del que ansiábamos saber más los que le vimos y admiramos en “Breaking Bad”.

Esta pareja, la de Jimmie y Mike, va a convertirse sin duda en parte de la historia de la televisión, tal es nuestra fe en la calidad de sus interpretaciones y en los papeles tan magníficamente descritos -y escritos- que el equipo de guionistas creó para ellos.

Y es que la calidad del guión de esta serie es innegable, el guión es el protagonista principal consiguiendo despertar en nosotros la más increíble empatía por este granujilla magistralmente interpretado por Bob Odenkirk, cuya trayectoria como actor y guionista en shows como el Saturday Night Live ha encontrado en este papel la recompensa seguro merecida. Hemos ido con cuidado para no estropearos la trama, solo nos queda decir que os la recomendamos y que… ¡esperamos no haber soltado ningún spoiler!



Deja tu comentario

Si pulsas el botón ENVIAR, estás aceptando la política de privacidad, así como la inclusión de tus datos en un fichero de mejorbingoonline.com. Puedes ejercitar tus derechos de información, acceso, rectificación y supresión, de limitación al tratamiento, de portabilidad y de oposición de los datos personales facilitados, remitiendo un correo electrónico a la dirección mejorbingoonline[arroba]gmail.com.