Bingo online en Chile

chileSi eres un aficionado al bingo, estás en el sitio adecuado. Aquí vas a encontrar las mejores salas de bingo online para jugar desde Chile. El juego del bingo es muy popular en toda latinoamérica y el país andino no iba a ser una excepción. Desde Antofagasta hasta Magallanes, contamos por miles los visitantes que llegan a esta web buscando información sobre juegos de bingo online.

Todos las salas de bingo que vas a encontrar aquí son fiables y seguras, han sido analizadas por nuestro equipo de expertos para comprobar que ofrecen un buen servicio al usuario y que tienen opciones para todo el mundo y para todos los bolsillos. Vas a poder jugar gratis o con dinero de verdad, es tu elección. Esperamos que hayamos sido de ayuda y te deseamos suerte en tus apuestas y para jugar. Y recuerda, en algunas de estas salas de bingo puedes conseguir bonos de bingo sin depósito solo por registrarte.

Mejores bingos para jugadores chilenos

bet365-logo
1

BET365 BINGO
BONO
VER EN SU WEB
Bingo Fiable y Seguro – Acepta jugadores chilenos – Buen Servicio de atención al usuario – Deposita con Neteller, Skrill, VISA, transferencia bancaria

4.6rating

4.6

El bingo es, sin duda alguna, uno de los juegos de azar más populares en Chile y el mundo, el cual puedes disfrutar en muchos casinos físicos e incluso en establecimientos, tratándose de una actividad bastante agradable entre familiares y amigos.

Cuando hablamos de bingo, estamos hablando de un juego bastante divertido y que, a diferencia de muchos otros juegos, tiene la facilidad de que muchas personas jueguen al mismo tiempo.

Se trata de un juego que podrás encontrar en muchos casinos físicos en Chile, lo puedes encontrar en casinos online e incluso hay posibilidades de comprarlo en una tienda, por lo que es uno de los juegos de azar más recomendados.

Aquí te diremos todo lo que necesitas saber sobre el bingo, para que conozcas más de este electrizante e interesante juego.

Historia del bingo

Lo cierto es que no hay exactitud a la hora de hablar cuándo surgió el bingo como tal, pues algunos le atribuyen orígenes a tiempos de los romanos, mientras que otros consideran que surgió a mediados del siglo XVI en Italia.

Incluso se cree que el bingo se remonta a la época de los bárbaros y los potentados, quienes le cobraban impuestos a aldeas y villas en aquellas sociedades.

Básicamente se integraban diversas bolas con números en un recipiente. Cada una de las bolas representaba a una aldea y con base en esto se podían hacer los cobros de impuestos mediante oro, plata, minerales y demás objetos de valor.

Todos estos recursos eran destinados para la construcción pública y para la alimentación de los ejércitos.

Pasaron los años y se promulgaron cambios. Los antecedentes de los juegos de bingo dejaron de utilizarse para recaudación de dinero, sino que se usaron para el ocio y la diversión a través de juegos. Aquí también se dio paso a demás actividades como dados, barajas, entre otros.

Por el otro lado, hay historiadores que atribuyen el origen del bingo a la lotería italiana, más precisamente durante la unificación de los reinos de Italia alrededor del año 1530.

Esta lotería, conocida como Il Giuoco del Lotto d`Italia, se juega cada sábado hasta la actualidad y genera ganancias por 75 millones de dólares de forma semanal. Se argumenta el origen a raíz de esta lotería al señalar que en ambos juegos se utilizan bolas numeradas en una tómbola y cartones numerados, por lo que el bingo que conocemos es una actualización de dicho juego.

Para 1770, este juego llamó la atención de los franceses, quienes lo denominaron Le Lotto, con lo que se estableció una serie de reglas que se siguen aún en la actualidad.

Aquí también se aplicaron las tarjetas de bingo, las fichas y el anunciar a todo pulmón los números que se juegan. El bingo solo era jugado por la aristocracia y los premios consistían en muchos reconocimientos.

Para 1800, llegó la expansión. El bingo llegó a toda Europa e incluso se convirtió en un juego didáctico. Para 1850, en Alemania se desarrolló un bingo para ayudar a los niños a deletrear y reconocer los números.

Una vez popularizado en Europa, el bingo hizo el salto al otro lado del mundo y llegó a América, popularizándose en las ferias y festivales de pueblo.

Aquí el organizador sacaba los discos numerados de una caja de cigarros, mientras que los participantes marcaban sus tarjetas con habichuelas. Lo curioso de esto es que se gritaba Beano al ganar, lo cual podría considerarse como un anglicismo para frijol.

El nombre bingo habría surgido en 1929, cuando Edwin Lowe, vendedor de juguetes neoyorquino, visitó el carnaval de Atlanta y jugó. Se llevó algunos elementos necesarios para jugar a Nueva York, como cartones y bolas, e invitó a sus amigos.

Durante el juego, Lowe se percató del comportamiento de todos los que estaban a punto de ganar. Cuando consiguió todos sus números en sus cartones, gritó Bingo de la emoción, en vez de Beano.

No se trató de la única aportación de Lowe al juego, pues un cura de Wilkes Barre llegó con él para pedirle apoyo y aumentar las 24 variantes únicas de tarjetas para que el juego fuera más interesante y evitar que se diera más de una combinación ganadora.

Para esto, Lowe contrató al matemático Carl Leffler, catedrático de la Universidad de Columbia. Juntos crearon más de 6 mil tarjetas de bingo, con combinaciones únicas. Esto también ayudó a la popularización del bingo, al punto de que se jugaban 10 mil bingos semanales en Estados Unidos.

Fue en 1977 cuando el bingo se autorizó en España, inventándose el sistema de bingo de 90 bolas o números. Para los años ochenta, el bingo vivió una fiebre popular gracias a su popularización y presencia en casinos y salas de juego.

Para 1992 ya existían 604 salas de bingo en España, según los primeros datos oficiales conocidos. Hoy en día podemos encontrar bingo hasta en diversos sitios web.

¿Cómo se juega el bingo?

Lo cierto es que es un juego bastante sencillo de aprender. El objetivo de los juegos de bingo es ser el primer competidor que consigue una combinación ganadora para gritar Bingo y ganar todo el dinero en juego.

Para esto tienes que elegir uno más cartones de bingo. Tú podrás elegir de acuerdo con lo que consideres que necesitas para ganar y tu habilidad para estar al pendiente de todos los bingos a tu disposición para competir.

El precio de la apuesta se determinará a cada cartón de bingo. Una vez que todos los jugadores han pagado por sus cartones, el organizador anunciará los números que vayan saliendo. Nada difícil para el que juega al bingo.

Este organizador dirá en voz alta el número en cuestión. Si el jugador tiene ese número en su tabla, tendrá que anotarlo o marcarlo; en caso contrario, tendrá que esperar a que el anunciador diga uno que sí tenga. El proceso se repite hasta que un competidor logre una combinación ganadora.

¿Qué tipos de bingo existen?

Bingo simultáneo

Este bingo se juega sobre 90 bolas o números, numerados del 1 al 90, ambos incluidos, y de forma simultánea por jugadores presentes en diferentes salas de juego colectivas de dinero y azar, los cuales están integrados en una red de distribución.

De tal forma, los cartones están formados por quince números diferentes entre ellos, compuestos de tres filas y nueve columnas para jugar al bingo online.

Bingo online

Es un bingo que trabaja con un cartón virtual y puede jugarse de misma forma que un bingo simultáneo. Es un juego bastante rápido y que a su vez se presta para jugarse en bingo clásico, bingo 75 (de 75 bolas)y bingo flash.

Bingo electrónico online

El formado del cartón corresponde con el clásico español, es decir, 15 números sobre 90 bolas o números. La única diferencia es el uso de un terminal electrónico.

El jugador compra sobre el ordenador los cartones con los que quiere jugar al bingo online y estos aparecen en la pantalla. Todos los terminales conectados a la red juegan la misma partida.

Bingo 75

Es el Bingo americano, muy jugado en línea. Tiene formato de cartón y juego de bingo de 24 números sobre 75 bolas (la casilla central no tiene número).

Para jugar al bingo se pueden obtener diferentes posibilidades de premios de bingo (desde líneas, diagonales, cruces, entre otros…).

Conoceremos a estas figuras como patrones, los cuales te dan un premio diferente. La columna B del cartón cuenta con los números entre el 1-15; la columna I con números del 16 al 30, la columna N del 31-45; la columna G con 46-60 y la columna O con 61-75 bolas.

Te darás cuenta de que las columnas forman la palabra bingo. Los patrones pueden ser en diagonal, línea, cruces, cuadrados o letras y los premios variarán de acuerdo con la combinación marcada.

Bingo flash

Este es un bingo electrónico en red con formato “flash”, es decir, 3 números sobre 15. Para jugar al bingo online se extraen nueve bolas en el sorteo y los cartones tienen tres números que van del 1 al 15.

Cada número tiene uno de seis colores posibles. Si completas el cartón en la extracción número 3, el premio será pagar la apuesta realizada por 30. Si se completa en la extracción número 4, el premio pagará la apuesta realizada por 4 y así de forma consecutiva.

Cash Bingo

Este bingo electrónico tiene formato de cartón de 16 número sobre 80. 16 números se representan en cuatro columnas de cuatro números cada una.

La primera columna es roja y va del 1-20; la segunda columna es amarilla (21-40), tercera columna azul (41-60) y la cuarta columna es blanca (61-80).

Bingo 33

Este bingo electrónico tiene un formato de cartón clásico, de 15 números sobre 90 bolas o números, jugado sobre terminales electrónicos. El jugador debe comprar un determinado número de cartones, y a continuación inicia la extracción de un sorteo de 33 bolas.

Una vez terminadas las extracciones, se comprueba el número de líneas, dobles líneas y bingo obtenidos por el jugador. Existen premios adicionales dependiendo del número de extracción con que se completa el cartón.

Bingo Keno

Para jugar al bingo online se seleccionan de forma automática o manual 10 números de 80 posibles. El jugador inicia la secuencia de extracción de un sorteo de 20 bolas, y finalizadas las extracciones se comprueba el número de aciertos obtenidos. Las ganancias dependerán del número de aciertos.