Cartones de bingo

Los cartones del bingo que se juega por internet son, en esencia, igual que los del bingo tradicional. Sin embargo, hay algunos rasgos que los hacen particulares. Una de las características que más llama la atención de los cartones de bingo online es que con ellos se puede utilizar la función de “autocompletado”. Se puede pensar que de este modo se pierde la gracia de jugar a bingo pero lo cierto es que el “Auto-Daub” permite a los usuarios del bingo en internet hacer otras cosas al tiempo que no pierden la oportunidad de ganar, como chatear con otros jugadores, utilizar los juegos de chat o realizar cualquier otra actividad. De hecho, hay salas de bingo en internet que permiten que el jugador forme parte de la partida sin ni siquiera estar conectado.

La compra anticipada de cartones de bingo por internet y la función de auto-completado permiten que el bingo online funcione no solo como una forma de entretenimiento sino también como una rifa, ya que si tu cartón es premiado te puedes llevar el bote sin tener que hacer nada más que adquirir el cartón previamente. A menudo, hay partidas de bingo especiales que cuentan con mayores botes de bingo, por lo que el hecho de poder comprar cartones para esos juegos con antelación también es una ventaja. El rango de precios de los cartones de bingo en internet también es otro de sus rasgos definitorios. Se pueden comprar cartones por tan solo un céntimo y, por supuesto, se puede jugar con varios cartones a la vez.

En la grandísima mayoría de salas de bingo online también se ofrecen partidas de bingo gratis, por lo que ahí los cartones son, evidentemente, gratuitos. Normalmente, cuando los cartones de bingo son más económicos, el bote del premio también es más bajo. Aún así, siempre hay promociones con botes especiales y partidas con jackpots en las que se puede participar por bastante menos de un euro. En general, utilizar cartones de bingo en internet es como acudir a los salones de bingo pero con las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías.

El bingo online no pierde su factor social porque en todas las salas hay juegos, chats y foros en los que hacer amigos y dejar comentarios. Resulta un juego económico y entretenido y, gracias a los jackpots progresivos, ofrece cierta adrenalina porque nunca se sabe cuándo caerá ese bote que nunca deja de crecer. Por otro lado, el hecho de jugar en internet añade comodidad, privacidad y hace que sea más económico. Y lo mejor es que, si se quiere, siempre se puede combinar la tradición con la modernidad.