Bingos en la pequeña y gran pantalla: “Déjame salir”

Publicado por

¿Ya has visto “Déjame Salir“, la peli de 2017 dirigida por Jordan Peele? Si no es así, te lo advertimos: lo que vas a leer a continuación está lleno de spoilers y no queremos fastidiarte el final. Si ya la has visto, vamos a proceder como en otras ocasiones a comentar la inteligentemente escrita y rodada (y clave en el desarrollo la trama), escena del bingo de esta increíble película que se llevó todas las buenas críticas en 2017 (y un premio Oscar de la Academia del Cine de los Estados Unidos al mejor guión).

cartel déjame salir

(Imagen: Universal Pictures)

Por proporcionarte una introducción, estamos ante una película un tanto inclasificable: es terror, y del bueno, pero el modo escogido para narrar la historia introduce con frecuencia notas de comedia que la hacen más llevadera. Y es que la sátira en este excelente guión es la herramienta a través de la cual nos cuelan una historia truculenta de manera que casi no nos damos cuenta hasta el final. Tampoco podemos obviar que tiene mucho de thriller, con su misterio y sus pistas inexplicables.

Desde el primer momento, las escenas inquietantes y para las que no tenemos respuesta -aún- se suceden dejándonos con los pelos de punta, pero sin saber aún a dónde nos llevarán.

La película es ópera prima como director y guionista de Jordan Peele, un artista polifacético que proviene de la mejor tradición de la comedia televisiva estadounidense, donde se había hecho un hueco como actor en series románticas. Con “Déjame Salir” (“Get Out” es el título original) consiguió un reconocimiento de crítica y público más que positivo además del galardón de la Academia, por tanto se puede considerar un debut muy acertado.

La historia comienza con una premisa que ya vimos antes en la preciosa película “Adivina quién viene a cenar esta noche”. Una chica blanca lleva a su novio afroamericano por primera vez a casa de sus padres. En principio todo se ve muy romántico y lleno de cariño, pero a Chris, nuestro personaje protagonista genialmente interpretado por Daniel Kaluuya (al que ya habían disfrutado los fans de la serie británica “Black Mirror”), no se le escapan algunos detalles raritos que tiene su familia política y especialmente, las personas que trabajan al servicio de la casa (una pareja afroamericana).

déjame salir daniel kaluuya

(Imagen:  Stewart Cook/Variety/Rex/Shutterstock)

Su novia, Rose (Allison Williams, una de las chicas de la exitosa serie Girls y que en esta película muestra su faceta más inquietante), se muestra muy ilusionada con la visita de su novio a sus padres para pasar un fin de semana en el que se celebra una fiesta de viejos amigos y familiares. Chris no deja de ver situaciones o comportamientos extraños pero todo lo atribuye al deseo de agradar de la familia de su novia.

allison williams dejame salir

(Imagen: Universal Pictures)

La situación se convierte en realmente delirante cuando los invitados de los padres de Rose acuden a la celebración, revelando comportamientos realmente alarmantes que dejan a Chris sin saber qué pensar en muchas ocasiones.

Y en esta fiesta (de la que Chris es convenientemente alejado por Rose), es donde tiene lugar nuestra esperada escena de bingo, en la que alrededor de una pérgola y en el precioso jardín, el padre de Rose sube al pequeño escenario teóricamente a cantar los números, pero, en lugar de ello y en completo silencio, empieza a indicar cifras a los asistentes a través de la mímica.

En esta ocasión las reglas del bingo brillan por su ausencia (nadie canta números, ni tacha nada en el cartón, ni hay un bombo dando vueltas), ya que como en una especie de subasta en silencio, los asistentes utilizan los cartones para manifestar su interés en la puja, siendo uno de los invitados, un gran aficionado al arte que ha perdido la vista, el que gana. Pero, ¿qué ha ganado, por qué ha pujado? El secreto está en la gran fotografía de Chris que preside la partida.

La respuesta es de lo más macabra, ya que los asistentes a la fiesta forman parte de una especie de sociedad secreta liderada por la familia de Rose cuyos fines consisten en tratar de postergar su vida más allá de sus cuerpos envejecidos, secuestrando a jóvenes personas afroamericanas (a quienes consideran físicamente mucho más evolucionadas) y efectuando un conveniente transplante de cerebro al cuerpo robado, en el que pretenden vivir una segunda vida llena de vigor y juventud.

Ni que decir tiene que a partir de ese momento la película nos depara las escenas más inquietantes, de las que te mantienen pegado al asiento y con los ojos muy abiertos, ya que nada parecía anunciar lo que se iba a acabar viendo en pantalla. Aunque ya te hemos desvelado la trama, nos vamos a reservar el final para que vuelvas a disfrutar de la acción que se desarrolla en el tramo final.

La película tiene la clave de su éxito en lo lentamente que va cambiando el tono inicial (casi de comedia romántica con tintes sociales), para llevarnos al terreno del susto y el sobresalto casi sin que nos demos cuenta.

Las actuaciones de todo el reparto son excelentes, resultando incómodas en grado extremo todas las situaciones que llevan a Chris a pensar que, inicialmente, todo se resumía en que la familia de su novia trataba de parece lo menos racista posible (provocando con frecuencia la sensación contraria). El racismo es sin duda el tema subyacente a toda la película, y con algo tan serio e importante se ha conseguido crear una obra que entretiene y es valorada por igual (y más teniendo en cuenta que es una ópera prima).

Como os habíamos contado, la escena del bingo es clave en el desarrollo de la trama, y la excusa de que es un juego para personas mayores (como ocurría en esta gran serie), la tapadera perfecta para ocultar la sórdida subasta que en realidad se está desarrollando.

La película además debe parte del éxito obtenido al haber ido un poco contracorriente. En una época en la que las sagas de efectos especiales y mucha acción copan los puestos altos de las listas de recaudación, el autor consigue a golpe de puro guión que el boca a boca funcione y que todos supiéramos que era la obra que había que ir a ver al cine si amabas este arte.

Esto por no mencionar que los fans del género del terror (aunque insistimos en que aquí está muy mezclado con otros géneros como la comedia), necesitan su dosis anual y no siempre disponen de títulos interesantes o planteamientos novedosos. Por más que encasillarla en un solo género es prácticamente imposible, si te gustan los sobresaltos y sufrir por los protagonistas, esta película te va a encantar.

De sus protagonistas estamos seguros de que vamos a oír hablar mucho más a partir de este estreno del año pasado en el que consiguen tanto despertar todas nuestras simpatías (Chris y su amigo), como nuestras inquietudes (Rose y toda su extraña familia, servicio doméstico incluido). Verás caras conocidas además como las de la actriz Catherine Keener (que cuenta con dos premios Oscar a la mejor actriz de reparto por “Capote” y por “Cómo ser John Malkovich”), que interpreta a la madre de Rose, una prestigiosa psiquiatra que tiene mucho que ver con el desarrollo del complot.

El papel del padre de esta extraña familia recae en el muy solvente Bradley Whitford, a quienes los fans de la serie “El ala oeste de la Casa Blanca” sin duda recordarán. También es un actor premiado, y en gran parte al buen hacer de este reparto debe mucho de su éxito la película. Sin duda se trata de una película a recomendar para los amantes del buen cine que entretiene y sorprende aún sin un gran despliegue de medios. Esperamos que os haya gustado rememorar esa importantes escena binguera y que recomendéis el film a vuestros amigos. ¡Nos vemos en la siguiente entrega de bingos en la pantalla!



Deja tu comentario

Si pulsas el botón ENVIAR, estás aceptando la política de privacidad, así como la inclusión de tus datos en un fichero de mejorbingoonline.com. Puedes ejercitar tus derechos de información, acceso, rectificación y supresión, de limitación al tratamiento, de portabilidad y de oposición de los datos personales facilitados, remitiendo un correo electrónico a la dirección mejorbingoonline[arroba]gmail.com.