Bingos online que aceptan MasterCard en España

Web Puntuación Bono
Deposita 10€ y recibe 25€ [Exclusivo] Reseña Visitar
Deposita 10€ y recibe 40€ [Exclusivo] Reseña Visitar
Deposita 10€ y recibe 20€ Reseña Visitar
Deposita 10€ y recibe 20€ Reseña Visitar

Te contamos todo lo que necesitas saber de MasterCard, que se utiliza en las principales salas de bingo online de España para hacer depósitos de dinero. Es todo un clásico y uno de los métodos de pago más populares entre los aficionados al bingo online. Y es que aunque los nuevos métodos ganan adeptos, lo cierto es que las tarjetas de crédito y débito siguen siendo las estrellas en lo que a pagos para juego online se refiere.

Se trata de una tarjeta de crédito y de débito nacida en California de la colaboración de un trío de bancos empeñados en crear un producto muy útil para sus clientes. En la actualidad ofrecen varios productos interesantes con los que hacer pagos seguros y con garantías de fiabilidad.

Su historia arranca en 1967 bajo el nombre “Master Change”, denominación que recibió hasta 1979.  A partir de ahí su historia es una historia de crecimiento y de incorporación a sus filas de otras empresas (europeas algunas de ellas) con las que seguir creciendo y ganando usuarios.

Han conseguido que su imagen y servicio sean reconocidos en el mundo entero (además de haber ampliado su catálogo de productos y servicios) y además son patrocinadores de trofeos y equipos deportivos del más alto nivel.

mastercard-bingo-1

Como veréis, en la actualidad se comunican directamente con los usuarios a través de su web (con completa información y términos y condiciones). Nos llama la atención la sección de productos para usuarios (tienen además apartados específicos para empresas). Los dividen en tres grandes grupos:

  • Tarjetas de crédito: estándar, World, World Élite y Gold.
  • Tarjetas de débito.
  • Tarjetas prepago: estándar, regalo y viaje.

Cómo depositar en un bingo online con tu tarjeta MasterCard

El método es sencillísimo: te diriges al lugar indicado para tu recarga en la sala de bingo online que escojas y haces clic en “métodos de pago” el que corresponde. Al elegir MasterCard te van a solicitar una serie de datos:

  • Titular de la tarjeta.
  • Número de la tarjeta.
  • Fecha de caducidad (mes y año).
  • Código de seguridad (el número de tres cifras que se encuentra en la parte trasera de la tarjeta).

Después teclea o escoge entre las posibilidades preestablecidas el importe que quieras depositar y prácticamente ya está todo.

Aunque estés facilitando los datos de tu tarjeta no debes sentir ningún temor: los bingos online que te recomendamos siguen a rajatabla los mandatos del sentido común y que la ley establece y el encriptado de su web impide que tus datos vayan a parar a manos no deseados. Si te fijas en la parte superior, en la url, las casas de bingo contienen una letra de más, la “s” de seguridad (“https://”).

Ventajas de usar MasterCard en un bingo online

Las tarjetas MasterCard se pueden conseguir en muchísimas entidades bancarias. Esto es una ventaja para quienes prefieran la seguridad que les da una empresa conocida y tradicional. Si para tu cuenta de bingo online prefieres un instrumento de sobra conocido a la hora de efectuar depósitos porque esto te da tranquilidad, éste es tu sistema.

Su principal atractivo es su historial de confianza, crecimiento y fiabilidad. Es un producto implantado por todo el mundo y con el que vas a poder depositar o pagar estés casi donde estés. Te hemos adelantada cuáles eran a grandes rasgos sus productos y, yendo al grano, a los que podrás usar en tu bingo online, son los siguientes:

Tarjeta de crédito MasterCard: Hay cuatro categorías de tarjeta según las necesidades (y el bolsillo) de cada usuario. Se trata de la Estándar, Platino, Oro y World Elite. La línea de crédito que ofrecen va creciendo según la categoría de la que hablemos y ofrece mayores recompensas y facilidades a sus usuarios.

Tarjeta de débito MasterCard: más de un millón de cajeros en el mundo aceptan MasterCard ¡es un buen argumento sin duda!

Tarjetas Combo MasterCard: Combinan en una sola tarjeta física características de crédito y de débito.

Tarjetas prepago MasterCard: El producto perfecto para los nostálgicos de los métodos tradicionales de pago pero que se adaptan a los pagos online. Tú controlas cuánto depositas en esta tarjeta y por tanto el límite de gasto.

Otra gran ventaja, sin duda, es el nivel de protección o garantía que otorga a sus usuarios en sus transacciones:

mastercard-bingo-2

Preparar un viaje reservando vuelos y alquileres de coches con MasterCard tiene claras ventajas en lo referente a garantías, que por supuesto se extienden a otros usos.

Desventajas de usar MasterCard en un bingo online

En la actualidad la desventaja más obvia es la que deriva del hecho de que estás facilitando los datos de tu tarjeta bancaria directamente a un negocio online. Si además es tu única tarjeta bancaria es normal que sientes cierto recelo. De cualquier modo y dado lo seguro que es utilizarla en un bingo online, has de tener en cuenta unas cuantas precauciones básicas.

  • Utiliza un ordenador propio para introducir tus datos. Si no es posible y lo compartes con más gente, inicia una sesión privada para que no se graben ni tus datos de usuario ni tu contraseña.
  • Deposita en bingos online debidamente autorizados por la Dirección General del Juego, eso te ahorrará más de un disgusto. Todos los que nosotros te recomendamos lo están, así que no tendrás motivos para preocuparte.

De cualquier modo y aunque las tarjetas bancarias siguen siendo el método favorito para depositar en las casas de bingo, cada vez más gente prueba con métodos novedosos y que no están directamente vinculados con su cuenta bancaria.

Otra desventaja, aunque a priori podría parecer justo lo contrario, es que si juegas con una MasterCard de crédito en realidad puedes estar apostando al bingo con un dinero que debes devolver. Decimos que a priori podría parecer una ventaja pero la verdad es que en cuestiones de bingo y juego online en general, siempre es mejor tener previsto el importe exacto que podemos consumir, así que es casi mejor no hacerlo crecer artificialmente con un crédito (cuya devolución, obviamente, puede implicar un coste).